ORACION A NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN DEL POZO, PARA PEDIR SALIR DE LA ANGUSTIA. LA DEPRESIÓN Y LA TRISTEZA





Nuestra señora del Pozo

luz de luz, 

alegría de alegría,
esperanza de los tristes y de los desalentados,

amor de los afligidos y los abandonados,
consuelo de los pobres de espíritu, 
Madre que alivia nuestras penas
y linterna que alumbra las noches de oscuridad.


Danos tu luz, aclara nuestros pensamientos,
infunde en nuestros corazones tu fortaleza y valentía, 
danos tu dulce y eficaz amparo 
para que podamos vencer el desaliento
y abandonemos estos momentos de melancolía.

Elevamos nuestras suplicas a Ti orando con fe,
sujetos a tu amor reconfortante,
humildes en la espera
pero firmes en la confianza,
entregados a tu Maternidad Divina.

Tu, Señora de la Alta Gracia,
llévanos a tu Hijo, Jesús.

Ábrenos al Divino Espíritu de Amor,
enséñanos a conocer el Amor del Padre.

Que tu luz sea nuestra luz.
Que tu amor sea nuestro amor.
Que tu esperanza sea nuestra esperanza.
Que tu fe sea nuestra fe.

Que tu alegría sea nuestra alegría
y nos ayude a salir de la depresión,
de la angustia que llena nuestros corazones,
de la tristeza que oscurece nuestras vidas.

En especial danos tu generosa ayuda
para que vuelva la felicidad a nosotros,
para superar estos los malos momentos
que nos hacen sentir tristes:

(decir el problema y lo que se desea conseguir)

Señora del Pozo,
serena nuestros corazones
para que unidos a tu Inmaculado Corazón,
y con la alegría de ser tú fiel reflejo,
seamos capaces de unirnos a tu santa corredención.
Amén. +

Rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria.
Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.
Madonna del Pozzo.
Origen de la devoción a la advocación Mariana:
siglo XIII, Roma.
Patrona de los que sufren depresión, se sienten abandonados y angustiados y están tristes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario