ORACION A LA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA PARA PROTECCION Y PETICIONES




Postrado ante vuestro acatamiento,
¡Virgen de la Medalla Milagrosa!
y después de saludaros en el augusto misterio
de vuestra Concepción sin mancha,
os elijo, desde ahora para siempre, por mi Madre,
abogada, reina y señora de todas mis acciones,
y protectora y mediadora ante la majestad de Dios.

Yo os prometo, Virgen Purisima,
no olvidaros jamás,
ni vuestro culto, ni los intereses de vuestra gloria,
a la vez que os prometo también
promover en los que me rodean vuestro amor. 

 
Por los muchos milagros que habéis concedido 
y por lo mucho que hacéis por vuestros devotos, 
concededme vuestro eficaz auxilio, dulce Señora, 
para que no sufra por la necesidad y los problemas, 
haced que reciba ayuda Celestial 
cuando mi vida pase por dificultad y miseria.

Recibidme, Madre tierna, desde este momento
y sed para mí el refugio en esta vida
y el sostén a la hora de la muerte.

¡Oh María sin pecado concebida!
¡Rogad por nosotros que recurrimos a Vos!

Amén.+

Hacer la petición con inmensa fe y esperanza
y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario