ORACIÓN A LA VIRGEN DE LA CANDELARIA PARA PROTECCIÓN (ENEMIGOS, PELIGROS, MALES, ACCIDENTES, CATÁSTROFES NATURALES...



Oh, Virgen de la Candelaria,
más que todas las criaturas bienaventurada:
Te rogamos que hoy tu alma
esté con nosotros
para tributar nuestra adoración a Dios.

“Dios te salve, María”.
Exalta, tierra entera,
a nuestra amadísima Señora,
pues ella es nuestra gran intercesora,
y nuestra maternal cuidadora. 

 
“Dios te salve, María”...

Apiádate, Señora,
porque de cuantos en ti confían,
tú eres el puerto de salvación,
contigo no hay miedo ni temor
junto a ti todos los males tienen sanación. 

“Dios te salve, María”... 

Líbranos, Señora, de todos los peligros,
sobre todo de los incendios, terremotos
y demás catástrofes y desastres de la naturaleza,
de epidemias, enfermedades y accidentes  
y de la condenación eterna sálvanos. 

“Dios te salve, María”...

Oh, María, nuestra esperanza
nuestro amparo y nuestro auxilio
en los momentos de aflicción,
protégenos Señora de todo enemigo,
de toda mala compañía y tentación,
muéstranos el camino a Jesús. 

“Dios te salve, María”...

Oh María, nuestra Madre,
danos siempre tu santa bendición
y de todo mal líbranos,
no dejes que nada ni nadie
nos cause daño y desazón,
que tu manto sea
nuestro refugio y salvación.

Así sea.+ 

Pedir con inmensa esperanza 
lo que se desea conseguir.

Rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

La oración y los rezos se hacen tres días seguidos. 

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario