ORACION A NUESTRA SEÑORA DE LOS MILAGROS DE CAACUPE PARA PETICIONES DESESPERADAS




Santísima Madre de Dios y Madre nuestra,
desde vuestro Santuario de Caacupé
cubrid con vuestro manto protector
a vuestros devotos, a los que os aman,
y a todos los que acuden a vos pidiendo auxilio.

Interceded por nuestros padres y bienhechores,
por los que sufren injusticias y mal de amores,
 y por todos los necesitados
de perdón, ayuda y misericordia. 

 
Proteged a los más débiles y desamparados. 

Alcanzad luz a los jueces y magistrados
para que impartan sabiamente la justicia
y haya paz y bienestar entre los hombres.

 Nuestra Señora de Caacupé,
mediad por nosotros
 en estos momentos de angustia,
atended, os rogamos,
 ésta desesperada plegaria
y concedednos vuestro singular patrocinio
para obtener lo que con toda humildad solicitamos:

(hacer con mucha fe y esperanza la petición)

Alcanzadnos también la gracia mayor
de permanecer en nuestra Fe
y perdurar en vuestro Amor,
para así merecer la realización de la promesa
que Nuestro Señor Jesucristo
nos hiciera cuando dijo:
"el que persevere hasta el fin se Salvará."

A Vos pues, Madre querida, dulce Señora, 
Nuestra Señora de Caacupé,
clamamos para que nos obtengáis paz, amor y justicia, 
así como estos tan especiales favores
que con humildad en esta sentida plegaria
os demandamos con mil amores.

Amén. +

Rezar fervorosamente tres Avemarías, 
tres Padrenuestros y tres Glorias. 

Repetir la oración y los rezos tres días seguidos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario